Beatriz Grau

beagrau@ciat.cgiar.org

Sobre la Columna. Fotografía. Respuesta a José Roca

En la Columna de Arena 61 (La taxonomía fotográfica) se afirma que “la fotografía es taxonómica por naturaleza” y se incluye dentro de ésta categoría a artistas como Allan Sekula, Rineke Dijkstra, Nan Goldin, Larry Clark, etc. Pienso que esa afirmación y esa categorización deben ser revisadas.

Sería igualmente cierto decir “la fotografía es documento por naturaleza”, o “la fotografía es objetiva por naturaleza”, o la “fotografía es teatral por naturaleza”. El hecho de que todas éstas afirmaciones tengan cabida es sintomático del carácter plural del medio fotográfico. No existe una (1) “naturaleza” fotográfica como la exploraron los fotógrafos modernistas, todo lo contrario el medio fotográfico se construye y reconstruye social y culturalmente de diversas maneras. Esta cualidad camaleónica de la fotografía abarca una gama amplia de atributos que se ponen al servicio de la función que de ella (de la fotografía) se requiera.

Bernd y Hilla Becher, desde su cátedra en la escuela de Dusseldorf sentaron una forma de mirar basada en la distancia “objetiva” que indudablemente influenció a alumnos suyos como: Andreas Gursky, Candida Höfer, Axel Hütte, Thomas Ruff, Jörg Sasse, Thomas Struth, etc. Sin embargo incluir a Sekula, Dijkstra, Goldin y Clark dentro de éste acercamiento taxonómico me inquieta un poco porque induce a lecturas equivocadas de sus trabajos.

Allan Sekula, trabaja con construcciones narrativas que cuestionan el hecho de que una sola mirada pueda representar la complejidad de un mundo. Busca el argumento en capas, abriéndolo a las múltiples interpretaciones de los espectadores antes que una tipología visual de las condiciones sociales y políticas de lo fotografiado. Su trabajo se apoya en toda la gramática del lenguaje documental.

Rineke Dijkstra es atenta a la particularidad y singularidad de sus sujetos. Una particularidad marcada por elementos situacionales que señalan una condición vulnerable, característica de sus retratos. Como bien lo dice Dijkstra, sus fotografías apuntan “a la sensación del espectador, que uno casi se puede meter en la piel del otro”.

Nan Goldin se incluye en su obra. De carácter autobiográfico, registra su mundo, su vida, sus amigos. Las imágenes están emparentadas con la instantánea. Goldin maneja la distancia íntima y caprichosa donde predomina el tacto y el olor.

Larry Clark busca hacer una crónica de su vida con las personas que fotografía. Estas personas fotografiadas, como en el caso de Goldin son amigos suyos. Lo que busca es retratar desde adentro (desde el grupo) la manera como diversas sub-culturas se relacionan con el espacio público.

La taxonomía es una tendencia importante en el arte contemporáneo, es una manera más de acercarse a la realidad. Convertirla en canon anula las sutilezas de otros acercamientos posibles.