María Cristina Bacchetta

Paisajes de Eduardo Gil

Paisajes de Ojos cerrados, identidades que se desdibujan. Inquietud. Esa misma inquietud que provoca el recorte de una imagen ex-traña en lo conocido, que fisura el paisaje, como un ruido inesperado.

“Los ojos son el reflejo del alma”

Pero el alma de quién? Qué es lo que no veo cuando no veo tus ojos?

Espejo en el que mi yo se abisma. Reflejo que se pierde. Desvío inevitable. Desvío necesario. Diferencia que me salva.

Pero en verdad no se trata tanto de los ojos, órgano de un cuerpo, sino de la mirada.

La mirada del otro refleja mi propia mirada, “me” refleja, es donde puedo ver que me confirma o me rechaza, y en definitiva me confirma aunque me rechace.

Es el brillo en la mirada, deseo de deseo.

O el extravío. Esa mirada que esta más allá de donde todos estamos. Angustia.

Mirada, ese oscuro objeto de tentación. La necesito, pero si la miro demasiado me devora, como la Medusa.

Lucha apasionada, entre yo y no-yo. Mal de ojos, ojeado.

Objeto de satisfacción que demando, en tanto simboliza el amor del Otro.

Es donde me reconozco, donde me “armo”. Y a veces “amo”. Espejismo evanescente de un brillo apagado que me constituye, en la medida que me logre diferenciar. Proceso difícil, de idas y vueltas que tal vez no acabe nunca. Mirada en la que me hundo, mirada en la que me libero.

Si no veo los ojos, la mirada que me mira, si no soy mirada, corro el riesgo de perderme. De no ser, o también de ser nada. Algo queda sin definir, algo queda suspendido.

Es la mirada del otro la que recorta mi imagen en el espejo. Es la mirada del otro la que me confirma en lo que miro. Y es también el desvío de su mirada lo que me permite ser.

Eduardo Gil

Expuso en forma individual en Latinoamérica, Europa, Estados Unidos y Australia, ademas de participar en numerosas muestras grupales.

Su obra integra el patrimonio del Museo de Arte Moderno y el Museo Nacional de Bellas Artes de Buenos Aires, The Museum of Fine Arts de Houston, Museo de Arte Moderno de Río de Janeiro, Brooklyn Museum de Nueva York, Museo de Bellas Artes de Caracas, Bibliothèque nationale de France, Consejo Mexicano de Fotografía/Centro de la Imagen de México, Casa de las Américas de La Habana, L'Institut Valencià d'Art Modern IVAM de Valencia, International Center for Photography de Nueva York, Hasselblad Center de Gotemburgo en Suecia, ademas de colecciones particulares.

 

Simultáneamente con su producción artística desarrolla una intensa actividad curatorial.

Recibió en 2004 el Premio a la Trayectoria Docente otorgado por las Asociaciónes Argentina e Internacional de Críticos de Arte.

Su obra se incluye en las principales antologías de fotografía argentina y latinoamericana contemporánea.

Actualmente vive en Buenos Aires.

www.eduardogil.com